::: Bienvenido al Sitio de la PARROQUIA SAN JOSÉ OBRERO :::

Bienvenido al Sitio de la Parroquia San José Obrero

Enlaces de Interes:

 

 

Mensaje de nuestro Párroco: P. Gustavo Juarez

¿qué dice la gente sobre Jesús?

Promediando el evangelio de Juan nos encontramos con la siguiente escena: “ Había algunos griegos de los que subían a adorar en la fiesta. Estos se dirigieron a Felipe, el de Betsaida de Galilea, y le rogaron: “Señor, queremos ver a Jesús ” (Jn 12,20-21).

El rostro de Jesús ha sido siempre un motivo de búsqueda insistente por parte del cristiano sincero. Del descubrimiento de ese rostro depende, de algún modo, toda su existencia. A su vez, quien está cerca de Jesús, como el caso de Felipe, se ve apremiado a mediar para que otros puedan encontrarse con Jesús y contemplar su rostro.

Haciéndose eco de esta inquietud, el papa Juan Pablo II escribía al terminar la celebración jubilar: “ como aquellos peregrinos de hace dos mil años, los hombres de nuestro tiempo, quizá no siempre conscientemente, les piden a los creyentes de hoy no sólo que hablen de Cristo sino, en cierto modo, que se lo hagan ver. Y no es quizá un cometido de la Iglesia reflejar la luz de Cristo en cada época de la historia y hacer resplandecer su rostro también ante las generaciones del nuevo milenio? Nuestro testimonio sería, además, enormemente deficiente si nosotros no fuéramos los primeros contempladores de su rostro ” (NMI 16).

En los ecos de la asamblea parroquial leemos: “ queremos una comunidad santuario del misterio, donde se da el encuentro cotidiano, real y profundo con Jesús, humano y divino, Palabra de Dios. Un encuentro que nos convierte y transforma en sus discípulos y testigos, como María ”.

Este desafío tenemos por delante en esta jornada. Intentar una vez más ver a Jesús, encontrarnos con El, para renovar nuestra vocación al testimonio y al anuncio de su nombre y de su rostro. Para ello necesitamos volver a contemplar su rostro. Una contemplación que tendrá que abarcar los diferentes momentos de su existencia terrena y también la contemplación de su rostro resucitado. Contemplarlo con los ojos de María en Belén y en Nazaret. Contemplar su rostro doliente con María y el discípulo amado. Contemplar su rostro transfigurado acompañado por los primeros testigos de la resurrección.

Consultas | Mapa del sitio | Aportes | Contacto | ©2008 Todos los derechos reservados :: Parroquia San José Obrero :: Arquidiócesis de Resistencia :: webdesign: lawebmisionera.com.ar